Home > Qué hacer y qué ver en Bizkaia > Lugares con encanto en Bizkaia > San Juan de Gaztelugatxe

San Juan de Gaztelugatxe


Entre Bermeo y Bakio se encuentra la ermita de San Juan de Gaztelugatxe, una ermita construida encima del islote de Gaztelugatxe en el mar Cantábrico. Una excursión imprescindible si quieres conocer una de las zonas más bonitas de Bizkaia.

Información de interés
Fiestas y celebraciones  Fecha
Día de San Juan 24 de junio. Se celebra una romería tradicional especialmente popular entre la gente de Bermeo.
Día de San Ignacio de Loyola  31 de julio. Se celebra una romería tradicional desde el pueblo de Arrieta.
Día de San Juan Degollado 29 de agosto. Se celebra una romería tradicional desde el pueblo de Bakio.

 

Para acceder a la ermita se utiliza un estrecho camino de casi 250 peldaños que conecta la costa con San Juan de Gaztelugatxe.
A pesar del esfuerzo que supone, es totalmente recomendable subir hasta la ermita y disfrutar de la recompensa de unas vistas espectaculares desde lo más alto de las rocas que forman el islote de Gaztelugatxe. 

La ermita que puede verse actualmente no es la original, y es que a lo largo de los años ha sufrido batallas e incendios que han hecho que tenga que ser reconstruida en numerosas ocasiones. 
En lo alto de la escalera te espera una ermita en la que abundan las ofrendas de los marinos que se han salvado de algún naufragio. Esta pequeña iglesia, que data del siglo X, está dedicada a San Juan y, normalmente, permanece cerrada al público. 
Este singular paraje perteneciente al municipio de Bermeo, es un lugar imprescindible en tu visita a Bizkaia. 


Lo dice la tradición

Una vez arriba no puedes olvidarte de tocar la campana tres veces y pedir un deseo. La tradición dice que si lo haces tu deseo se cumplirá. Antiguamente lo hacían para pedir fertilidad y ahuyentar malos espíritus o dolores de cabeza. 


 

Consejos prácticos

Si vas a trasladarte hasta allí en coche, debes saber que, aunque San Juan de Gaztelugatxe dispone de aparcamiento, es muy pequeño para todas las visitas que llegan cada día, sobre todo si se acercan autobuses turíticos hasta allí. Por eso, es recomendable que dejes el coche más arriba y bajes caminando hasta el puente donde comienza la escalinata.

Por otra parte, no estará de más que lleves ropa y calzado cómodo y un aperitivo para cuando llegues a lo alto de la ermita.

Una vez hayas disfrutado de San Juan de Gaztelugatxe puedes seguir la ruta por la costa y visitar Bermeo u otros pueblos cercanos. Además si buscas sitios cercanos donde comer o donde alojarte puedes localizarlos en nuestras secciones de Dónde Comer y Dónde dormir.