Home > Qué hacer y qué ver en Bizkaia > Pueblos pesqueros en Bizkaia > Mundaka

Mundaka


Mundaka es un precioso pueblo pesquero situado en la comarca de Busturialdea –Urdaibai conocido sobre todo como la meca del surf pero también como uno de los pueblos más bonitos de la costa vizcaína.

Ubicado en un entorno inmejorable, dentro de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, Mundaka es una localidad con tradición pesquera y siempre ligada al mar.

Perfecta para visitar tanto en verano como en otoño, si te acercas a este municipio podrás disfrutar no sólo de sus paisajes sino también de sus gentes, amantes de su cultura y tradición.

Información de interés

Oficina de Turismo 

Joseba deuna kalea, z/g

Mundaka (Bizkaia) 48360

Tel 94 617 72 01

Fiestas

Fechas

San Pedro

29 de Junio

El día de la Magdalena

22 de Julio

Santa Catalina

25 de Noviembre

 

 

¿Qué ver en Mundaka?

 

El mirador de la Atalaya

Es el sitio perfecto para divisar la famosa ola izquierda. Esta ola de la que Mundaka presume, es la culpable de congregar cada año a miles de surfistas que buscan surfear esta ola que llega a alcanzar los 3 o 4 metros de altura.

El mirador de la Atalaya es un lugar en el que podrás disfrutar de unas vistas increíbles con una tranquilidad y calma que no te dejará moverte de allí.

El muelle de Txorrokopunta

Si aprecias unas buenas vistas, desde este muelle podrás ver unas maravillosas vistas de la playa de Laida y Laidatxu. En verano suele ser el punto de inicio de las clases de surf, desde donde los principiantes cruzan remando sobre las tablas hasta la playa de Laida.

 

La Ermita de Santa Catalina

En el año 1879, a consecuencia del estado ruinoso en el que se encontraba, la ermita se desplomó casi al completo, pero no se tardó ni 6 años en inaugurar una nueva ermita que la sustituyese.

La nueva ermita es un edificio de transición entre el gótico y el renacimiento y era utilizada por la Cofradía de pescadores, así como lugar de epidemias y suministro de munición.

La Iglesia de Santa María

Esta iglesia fue destruida durante las luchas banderizadas, siendo reedificada y ampliada en el siglo XVI. A finales del siglo XIX se vuelve a realizar una obra en la cual la Iglesia de Santa María cambia completamente de aspecto interior y exterior.