No importa si eres foráneo o naciste en el mismísimo Botxo. Hay rincones en Bilbao que son de película, de esos que cada vez que los ves es como si llegaras por primera vez. De esos que han sido testigos de la evolución de la villa y aquellos que, aún siendo más recientes, son ya protagonistas en la historia:

  1. bilbao_calzadas_de_mallonaEscaleras de Mallona: 311 escaleras recorren el tramo que une el corazón del Casco Viejo bilbaíno, la Plaza Unamuno, con el antiguo cementerio de Mallona junto al Parque Etxebarria, uno de los pulmones de la ciudad. Estas escaleras nos regalan vistas pintorescas y rincones de cuento. En su tramo más cercano a la plaza, nos encontramos con el Museo de Arqueología de Bizkaia, un regalo para los sentidos y túnel directo a la prehistoria en el que quedan recogidas colecciones arqueológicas de valor incalculable.
  1. Plaza de Santiago: Corazón del Casco Viejo en el que confluyen las arterias de calles con historia como Carnicería Vieja, Belostikale, Correo y Dendarikale. Sin olvidarnos de la Iglesia de estilo gótico que lleva el mismo nombre, pues de buen bilbaíno que Catedral sólo hay una.
  1. Muelle de Marzana: Denominado por muchos el Soho bilbaíno, esta zona se ha convertido en lugar de moda. Un paraje único con vistas al Mercado de La Ribera donde disfrutar de una agradable tarde de domingo o potear con los amigos. bilbao-mercado-marzana
  1. Jardines de Albia. Hablar de los jardines de Albia es hablar de un paraíso urbano en pleno centro de la ciudad. Ese lugar mágico, poético incluso, en el que sus centenarios árboles alcanzan la altura de los tejados, donde es fácil retraerse del frenético ritmo de la ciudad sin necesidad de alejarse de ella.bilbao_jardines_de_albia
  2. carola La Karola: La grúa con nombre de mujer se encuentra frente al Museo Marítimo y es todo un hito del pasado naval de Bilbao. Se mantuvo en uso hasta el cierre del Astillero Euskalduna y allí se mantiene, junto a la casa de bombas y en la entrada de ese barrio de marcado carácter marinero que es Olabeaga, conocido también por el sobrenombre de Noruega, al ser lugar de paso de marineros y emplazamiento de astilleros. En cuanto a la leyenda sobre su nombre, hay varias versiones, pero la más famosa cuenta que la bautizaron así los trabajadores del astillero en honor a una vecina de Deusto que cruzaba la ría todos los días en bote para ir a trabajar a Hacienda, y que era tan guapa que para verla pasar se paralizaba el trabajo del astillero.
  1. Mirador de Artxanda: Sin duda una de las panorámicas más bellas y fotogénicas de la ciudad. Remanso de paz donde pasear, sacar una foto de postal y viajar en el centenario funicular. Las vistas del Guggenheim, la Plaza Nueva y las Siete calles son espectaculares.

 

Estos 6 son sólo algunos de los rincones de Bilbao que ver una y mil veces, pero hay más, “El Botxo” está lleno de lugares con encanto…¡Te animamos a encontrar el tuyo!.

Disfruta Bizkaia, los mejores planes de ocio y gastronomía.