Si comenzar a practicar el running es uno de tus propósitos de Año Nuevo o si simplemente necesitas ponerte en forma después de los atracones de las navidades, ¡Bilbao te espera!.

Son muchos los espacios amables, parques públicos, bidegorris y amplios paseos al aire libre, por donde caminar, o correr en la capital de Bizkaia.

Te contamos cuáles son nuestras rutas favoritas por las que correr por Bilbao, lugares emblemáticos que nos permiten hacer ejercicio mientras disfrutamos de las vistas, los monumentos o los parques emblemáticos del Botxo:

Junto a la Ría del Nervión:

Sin lugar a dudas la Ría es la columna vertebral de Bilbao, con bonitos y amplios paseos a ambas orillas, lo que la convierte en un lugar lleno de vida y posibilidades. En nuestro caso, el lugar ideal para hacer running y el más completo.

Nuestra ruta comienza en el puente del Ayuntamiento y discurre a lo largo del paseo junto a la ría y sus puentes, con vistas al Guggenheim y pasando por edificios de belleza arquitectónica tan dispares como la Universidad de Deusto o el Palacio Euskalduna.pasarela-padre-arrupe

¡Te encantará combinar dos placeres: correr y descubrir Bilbao con los ojos de un turista!

Esta «ruta running» ofrece muchas ventajas ya que, además de ser llana y contar con fuentes y sombras a lo largo del recorrido, permite ajustar la distancia a correr gracias a la complicidad de los puentes que cruzan la Ría.

En función de nuestras fuerzas y del tiempo del que dispongamos, podremos realizar nuestro propio circuito en función del puente por el que decidamos pasar al otro lado:

Los más perezosos, o los novatos, pueden dar la vuelta cruzando por el Puente de Calatrava o «Zubizuri« para continuar por la otra orilla a lo largo del paseo de Uribitarte. Si, por el contrario, decidimos continuar por la Avenida de las Universidades disfrutaremos de una de las mejores vistas de Bilbao: el Guggenheim al otro lado de la ría.

Ya a la altura de la Universidad de Deusto encontraremos el segundo puente, la pasarela Padre Arrupe, que nos acercará hasta la zona de Abandoibarra y la Campa de los Ingleses dándonos el gusto de correr por delante mismo del museo y saludar a su famosa «araña».

abandoibarra

A estas alturas, los runners más expertos todavía no habrán decidido cruzar los puentes y habrán seguido corriendo por Avenida de las Universidades y Botica Vieja hasta el último puente: el puente Euskalduna desde el que contemplaremos otra estampa imprescindible de Bilbao, la Grúa Carola junto al Museo marítimo.paseo-riberadeusto

Una vez en la otra orilla, nuestro recorrido continua junto al Palacio Euskalduna que conjuga la historia del antiguo astillero con la modernidad del actual Palacio de Congresos y de la Música.

Continuamos con nuestra ruta de running-arquitectura-arte por todo el paseo de Abandoibarra y Uribitarte hasta alcanzar de nuevo el Puente del Ayuntamiento, completando un recorrido de 12km.

¡Objetivo cumplido!

Parque de Doña Casilda:

bilbao_-_parque_de_dona_casilda_iturrizar_31Dentro del propio Botxo también podremos disfrutar corriendo de otro de los rincones míticos de Bilbao: el parque de Doña Casilda también conocido como «parque de los patos», por su famoso estanque en el que todavía hoy día habitan estos animales.

Una vez más podremos adaptar nuestro recorrido, corriendo por las sendas que discurren por el parque entre la Gran Vía y el Palacio Euskalduna, en un recorrido circular de 1km aproximadamente. Los runners más exigentes podrán además enlazar con el paseo de Abandoibarra y los alrededores del Museo Guggenheim

Parque Etxebarria:

bilbao_-_parque_etxebarria_1Otro imprescindible de Bilbao, en Begoña, a donde accederemos desde el Casco Viejo. Este parque urbano ,en cuyo centro encontraremos la histórica chimenea recuerdo de la antigua fundición, nos ofrece la posibilidad de correr sobre hierba o por los senderos asfaltados que recorren el parque con vistas al Casco Viejo o a Abando. Es ideal para los principiantes, que encontrarán bancos y fuentes en su recorrido. Para los que quieran completar su entrenamiento y quieran alargar el recorrido existe la posibilidad de bajar hasta el ayuntamiento y continuar por el recorrido junto a la ría.

Monte Artxanda:

Si prefieres salir de la ciudad te recomendamos subir a Artxanda, uno de los pulmones de Bilbao y típica zona de esparcimiento para sus ciudadanos. Podrás llegar en coche o en El Funicular de Artxanda, toda una experiencia en sí misma, para después realizar allí un recorrido de 1,5km desde el polideportivo por los senderos finalizando en el mirador.

No se nos ocurre un sitio mejor donde finalizar que en este Mirador de Artxanda, donde podrás disfrutar no sólo del ejercicio y el aire libre sino también de las impresionantes vistas sobre Bilbao.

bilbao

Esperamos haberte convencido para empezar a hacer running ya, porque en Bilbao correr es sinónimo de disfrutar…

¡Y no olvides calentar antes de empezar, estirar los músculos después e hidratarte bien!. Ondo pasa!

Disfruta Bizkaia el portal de ocio, gastronomía y turismo.